Las puertas cortafuego metálicas se instalan en las vías de escape para evitar la propagación de un incendio y para permitir la rápida salida de las personas que se encuentran en la estancia en ese momento

Las puertas cortafuego se clasifican internacionalmente por su Resistencia al Fuego (RF) que puede variar entre 1 hora y 3 horas.

Pasado un año de la instalación se debe comprobar mensualmente que la puerta cierra automática y completamente cuando se deja suelta, y que la cinta expansiva o intumescente termoexpandente siga correctamente adherida al marco.

La eficaz protección de la puerta cortafuego dependerá de la fortaleza operativa de cada uno de sus componentes y del mantenimiento que se le dé periódicamente.

SERCOIN te ofrece las puertas cortafuego que mejor se adaptan a tus necesidades y te proporciona la instalación y el mantenimiento necesario para que funcionen correctamente.

Puertas cortafuego para comunidades y garajes
Contacta con SERCOIN